¿Se pueden prevenir las enfermedades genéticas o congénitas?

Si, con el gran avance de la genética se descubrió que una serie de patologías podría ser prevenida.  Más del 90% de las enfermedades genéticas son congénitas (mutaciones nuevas) y no son hereditarias.  Eso quiere decir que la mayoría de las modificaciones de los genes  generadores de enfermedades suceden durante la construcción genética del feto y no fueron transmitidas por los padres para el niño. Así que si  pudiéramos estabilizar, nutrir y mejorar la calidad de los cromosomas, podremos reducir la chance de una mutación.

El ejemplo más claro es el del ácido fólico: el cual es un cofactor importante durante el proceso de la síntesis de cromosomas.  En las primeras semanas de intensa multiplicación celular, se ve la necesidad de bastante materia prima (como el ácido fólico) y su carencia hace con que se formen cromosomas alterados que resulta en malas formaciones congénitas como meningomielocele y labio leporino, siendo necesaria la indicación del ácido fólico para todas las embarazadas.  Otras sustancias que están siendo consideradas importantes para esta fase son  la Vitamina D3, Yodo, Vitaminas B6 yB12 y Omega 3.

Esta nueva área de la ciencia se llama nutrigenomica y estudia cómo los nutrientes pueden tener una influencia epigenética y auxiliar en la estabilidad y la salud genética, es básicamente el estudio de las interacciones entre el genoma y nutrientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: